El amor y el miedo en «Madrugada»

La decadencia de una civilización, el sometimiento de otras especies por miedo a lo desconocido, un protagonista apático y el sexo se juntan en Madrugada de Patricia P. Mira de Echeverría, una historia que en apenas doscientas páginas te deja con la sensación de haber presenciado una aventura interminable y llena de emociones, una montaña rusa.

Leer más »

Como en casa, en ningún sitio: «La última mujer de La Mancha»

El 63,1% de los municipios de España y 13 provincias han perdido habitantes durante los últimos 18 años según datos de la fundación de BBVA y el Ivie a partir de los del INE. La España vaciada es un problema que cada vez genera más eco. Madrid se erige como uno de los mayores destinos donde se depositan las esperanzas de encontrar… ¿algo? En La última mujer de La Mancha es una cosa bastante desagradable aunque quizás pueda competir con los precios de los alquileres de la capital.

Leer más »

La dificultad de «El mercenario que coleccionaba obras de arte»

Que Wendy Guerra es una escritora y comunicadora lo suficientemente reconocida y premiada como para que no nos extrañe verla en primera plana de las apuestas de Alfaguara es una evidencia. También que una editorial de ese calibre no apostaría a vender el libro sin haberlo escrito antes de no saber que el tema a tratar es tan controversial y polémico como apuesta segura. Cuba da mucho de qué hablar a lo largo y ancho sin importar el momento histórico que atravesemos. La revolución se agota pero ahora se puede analizar en perspectiva y enlazar con todos los conflictos latinoamericanos que surgen en la actualidad.

El continente americano es un hervidero de enfrentamientos ideológicos trascendentales en cuanto a estrategia política de una guerra fría cada vez más fría pero nunca olvidada y Wendy ha rastreado a una de las piezas clave para ordenar todas las fichas y poder sacar conclusiones en un relato lo más alejado de las identificaciones y simpatismos políticos. En El mercenario que coleccionaba obras de arte hay una de cal y otra de arena. Se habla sin tapujos de los conflictos en Centroamérica y cómo la contrarrevolución cubana participó para acercarse poco a poco a una meta que les parecía lejana pero que a la par, les infundía combustible para no rendirse y dejarse llevar ante la indiferencia y el agotamiento.

Leer más »

«Historia de una ballena blanca» en la isla Mocha

“Llamadme Ismael” es una de las citas más célebres de la literatura anglosajona. Moby-Dick no empezó con muy buen pie en el mercado del libro pero al final, con obstinación, terminó por convertirse en uno de esos muchos clásicos que incluso se enseña a los pequeños en series de dibujos animados. La historia del marinero que se obsesionó con capturar a esa gigantesca ballena blanca. Luis Sepúlveda lo cuenta con un poco más de sensibilidad.

En Historia de una ballena blanca, un niño coge una concha en el mar. Una concha que además de susurrarle la marea, también le cuenta una historia. La historia de una ballena blanca que veló por el pueblo mapuche hasta su muerte a manos de los balleneros. Es un cuento que se lee de una sola sentada, muy bonito y que te deja con un mal cuerpo increíble. 

portada_historia-de-una-ballena-blanca_luis-sepulveda_201902261305

Una de las historias tan fascinantes que se encuentran en la línea entre la ficción y la realidad, semejante a la del monstruo del lago Ness es la del cachalote blanco que en el siglo XIX decían que merodeaba por la isla Mocha, en Chile. Necesitaron más de cuarenta años y varios barcos para acabar con la bautizada Mocha Dick. Sepúlveda, de forma intuitiva, une la historia con la leyenda mapuche de Trempulcahue en la que se cuenta que cuatro ballenas llevaban las almas de los muertos a la isla Mocha. Leer más »