Una lancha más cutre que las de contrabando pero mía

En la última publicación me di cuenta de que no anuncié por ningún lado a excepción de Twitter que abrí un Patreon. Creo que va siendo hora de explicarme, ¿verdad?

Me ha costado un buen rato decidirme por dónde empezar y cómo ser lo más escueta posible. Que tampoco quiero venir aquí a daros la turra. El breve resumen es que yo siempre me dediqué a la escritura. Pero me perdí. Me perdí y terminé en la Rey Juan Carlos, o sea que imaginad. Cuando volví, volví redactando notas de prensa. Que oye, muy bien, al menos es un trabajo cómodo. Pero no me hacía especial ilusión, tampoco voy a mentir.

En una de esas empecé a pensar: ¿y por qué lo dejaste, Cova? ¿Y por qué volviste?

Leer más »