Liga de la Justicia: no te pierdas en las tramas

Liga de la Justicia es una película que ha suscitado grandes polémicas. Lo primero que escuché, en la redacción, fue que era “malísima”, un bodrio. Estuve delante mientras la sección de cine grababa su videocrítica, donde no sabían decir nada bueno de la película a excepción de dos personajes: Flash y Wonder Woman, que los ensalzaban como lo más maravilloso (y único). La decisión parecía unánime.
Por otro lado, también me enteré de que algunos de los lectores contestaron que quien había escrito esa crítica no tenía ni idea sobre lo que estaba hablando (razón no les faltaba), a lo que terminaron por comentar en voz alta en tono jocoso que habían ofendido a los “fan boys” de DC Comics.

Por mi parte, las grandes producciones de superhéroes me dan una pereza tremenda, porque en realidad, todas las grandes producciones me dan pereza. Si he visto Los Vengadores es porque en el autobús no tenía otra cosa que ver. Iron Man, Thor, Hulk, Doctor Extraño…Solo de pensarlo me produce revoltura de estómago. Pereza máxima. Lo que no quiere decir que no haya estado al tanto de los sucesos, que conste en acta.
Marvel no me atrae lo más mínimo. Quizás un par de ellas me hayan gustado por la habilidad del equipo a la hora de hacer cine pero ni tenía en mente verme Liga de la Justicia. Sin embargo, tanta polémica que se ha convertido ya casi en promoción, sumado a que teníamos entradas gratis, hizo que me picara la curiosidad.

LIGA DE LA JUSTICIA NO ES MALA.

Si se han gastado los 130 millones de dólares que dicen que se han gastado, lo han invertido bien. Esa película lo vale. Quien diga lo contrario o no sabe de cine o no sabe de DC Comics o ambas.
Leer más »

10 películas favoritas, 10 recomendaciones

Hace ya tiempo que me he dado cuenta de que destino muchas críticas a las series, en parte, alentado por Netflix; muy poco a los libros, porque estoy centrada en leerme toda la bibliografía de Haruki Murakami y creo algo cansino aparecer cada semana con el mismo autor—entiendo que yo sea la única obsesionada por su pluma—y nada a cine, lo cual es paradójico porque es uno de mis mayores intereses. El problema es que me resulta extraño hacer críticas de películas estrenadas hace muchos años y apenas voy al cine. Me da bastante pereza. No me agobio mucho pensando en las últimas novedades, para qué mentir. Por esto mismo, he decidido cambiar un poco y dedicarle algo de atención al séptimo arte, mi favorita, sin que sea una reseña como tal.

Leer más »