Preguntas que debes hacerte si quieres autopublicar

La autopublicación es una opción que cada vez está cobrando más fuerza. Lo veo como un dato que comparten muchos medios y lo encuentro frecuente en el entorno por el que me muevo. Parece algo novedoso desde que Amazon se subió al carro de los libros pero, ¿quién no imprimía en su casa algunas cosas escritas? Puede que poco a poco se le vaya tomando más en serio y con ello, se vaya profesionalizando cada vez más.

La autopublicación es una opción muy tentadora desde el momento en el que no debes escoger el tortuoso camino de encontrar editorial: agentes, editores, miles de mails, esperas, rechazos, ilusiones en vano, tensión, rezos, velas, sacrificios de corderos y palomas… Con la autopublicación sabes que el sí es seguro porque solo depende de ti. Eso anima a muchas personas a por lo menos, indagar sobre la opción para ver si ajusta a ellas.

Existen varias formas de autopublicación, empezando por diferenciar la simple autopublicación de la edición; de la autopublicación online hasta la creación de un producto igual que el que puede distribuirse desde una empresa editorial. Hoy me quiero centrar en la de autopublicar con empresas de servicios editoriales para verlo desde la perspectiva de dos autoras que han terminado el proceso y tienen sus libros en el mercado a través de distintos caminos. Creo que sus experiencias pueden guiar un poco al que está perdido y ha empezado, porque creedme, me he sorprendido de los muchos que son y lo perdidos que solemos estar.

Para quien todavía esté gateando en esto de la publicación, en este mismo blog podéis encontrar una entrada donde hablo de las diferentes opciones que se abren ante nuestros ojos cuando terminamos el manuscrito. Os lo dejo enlazado. Ahora, vamos a presentaros a las dos autoras y sus novelas.

Ana J. Guardia ha publicado con Amazon Flores a mi asesino, una antología de relatos unidos por el concepto del amor. Distintas versiones de lo que entendemos por amor, además del romántico. 

Flores a mi asesino, con cubierta de SaraDeek y maquetación de Mireya Murillo.

La primera aparición al mundo de la obra fue en la plataforma de autopublicación online Wattpad, una web que está dando de qué hablar los últimos meses tras los acuerdos con Webtoon y Penguin Random House. No es el momento de hablar de Wattpad en profundidad pero para contextualizar, diremos que es un lugar muy socorrido donde recalan sobre todo autores noveles, jóvenes, que empiezan a experimentar. Parece una plataforma para amateures pero muchos de los libros que nacieron ahí se pueden encontrar hoy en librerías con cifras de venta muy elevadas.

Ana es autora de Wattpad, ha ganado dos veces el premio anual que hace la plataforma y es considerada una “estrella” de la misma. Es muy productiva y se pueden encontrar terminadas Nueve trajes para el diablo, Érebo se enamoró de la primavera e Imaginaciones de un niño enlutado además de Flores a mi asesino. Para que pudiéramos adquirir este último en físico se decantó por trabajar con Amazon.

Por otro lado, Lucía Zig-Zag es otra autora que también terminó en Wattpad, aunque esté mucho menos activa en la plataforma, sigue en activo como autora. Ha publicado con la editorial Nova Casa Los gatos negros de Londres, una novela juvenil de realismo sucio que se puede seguir encontrando en digital y Paranoidd, ganadora del premio anual de la plataforma y novela que decidió autopublicar con la empresa de servicios editoriales Autopublicarte

Paranoidd de Lucía Zig-Zag, diseño de portada de Lina Ganef y de cubierta por Beatrice Lebrun

En este caso, el nacimiento de ambas historias lo encontramos en una plataforma de autopublicación online. Es decir, que hubo un trabajo previo para darse a conocer en los dos casos. Mientras que Ana lleva invirtiendo en su perfil de autora durante años, Lucía ha conseguido muy buenas críticas con su primera novela, lo que le ha aportado cierta base de lectores fieles.

La opción de autopublicar siempre está sobre la mesa con mis clientes. A veces, vienen con la idea de utilizar esta opción y terminan por decidir probar a llamar algunas puertas de agencias y editoriales antes de precipitarse; otras es al contrario, pero siempre hablamos de las posibilidades que podría tener el libro en el mercado de la autopublicación. Quizás no esté todavía tan aceptada como debería la opinión de que los autores podrán alternar entre la publicación editorial con la autopublicación por un sinfín de motivos de los que seguramente Ana y Lucía hablarán más adelante. ¿Pero cuál es el criterio que yo utilizo para decidir si lanzarse a la piscina o no?

Por supuesto son muchos factores, muchas preguntas las que hago para sugerirle a un autor que está capacitado para publicar y que le merece la pena dependiendo de las circunstancias que me ha explicado. La principal pregunta que hago, la principal pregunta que hago en todo momento es: ¿qué quieres conseguir con tu libro?, ¿para qué quieres publicar?

No es lo mismo que tu objetivo sea ganarte la vida escribiendo libros que simplemente querer entretener a los lectores con tus historias. Esa pregunta también se la hicieron las dos autoras:

Ana: quería mostrar que la Literatura tiene su futuro en las páginas de publicación por Internet, que la élite de escritura se está perdiendo un nicho de genialidad y excelencia. Además, por supuesto, darle a mis lectores algo a cambio por su fidelidad y cariño, aunque sea a través de la autopublicación.

Lucía: quería algo superhumilde, que exista una forma con la que se pueda conseguir el libro en físico por si acaso se cae alguna vez la plataforma [Wattpad]. Sé lo que es tener algo que te gusta en Internet y solo poder revisarlo ahí, así que doy la posibilidad de que la gente lo tenga aunque sea en digital.

Como podréis observar, ambas autoras tenían un objetivo muy claro y concreto. La novela autopublicada forma parte de su vida como escritoras, es un paso más, una página más de la etapa, por lo que decantarse por ello fue algo orgánico. Ana explica que la decisión la tomó “por impulso combinado al tener dinero y lectores para poder hacerlo”. Además: “las opciones editoriales adecuadas para Flores a mi asesino se habían acabado. Si quería verlo en libro, compartirlo con lectores y poder capitalizar mi trabajo, tendría que ser a través de la autopublicación”.

Tendemos a pensar que publicar un libro es algo tan sencillo como escribir una historia y volvernos autores famosos, pero el libro es el producto físico y final de una industria en la que hay que tener en cuenta muchos factores, tal y como hizo Lucía:

L: Me decanté por la autopublicación por dos motivos. Primero porque quería decidir yo sobre el precio final del libro para intentar que fuera asequible y segundo porque no quería ningún contrato que me obligara a retirarlo de Internet. Las interacciones de Paranoidd en concreto forman parte de la obra. Ya he trabajado con editorial, conozco sus necesidades y expectativas y hay algunas que iban en contra de lo que yo planeaba hacer con el libro, un caso aparte, esperable que choque con los objetivos de una empresa, puesto que yo no quería ganar dinero ni aprovecharme de una red de distribución/publicidad, sino utilizar la que ya tenía y que quien lo quiera en físico lo pueda conseguir.

Una vez decidido que las propias autoras serán las directoras editoriales del proyecto y que se harán cargo de la inversión para cubrir los costes que implica llegar al papel, única barrera que existe lejos de la subjetividad editorial, hay muchas más tomas de decisiones. Las obvias, las creativas, las que más disfruta el autor (en teoría) son cosas como la portada, el editing, que se debe hacer sí o sí y si autopublicas más aun, ya os lo he explicado en este vídeo, la maquetación, la sinopsis e incluso la estrategia en redes. Pero antes de todo eso hay una decisión importante que no tiene que ser la misma para todos: ¿con quién autopublicas?

La más extendida es, sin duda, Amazon. Ana escogió esta opción “porque es la plataforma más internacional y posee el control de Bookdepository, así que incluso así puede llegar a un público que normalmente no cubre Amazon Publisher”. No es la única. Rondando por grupos de Facebook veo la cantidad de veces que autores que quieren dar el salto preguntan por Círculo Rojo, la empresa de servicios editoriales más conocida, aunque la considero co-edición si te ofrece sus puntos de distribución.

En cualquier caso, hay más opciones además de Amazon. Lucía trabajó con la empresa argentina Autopublicarte después de analizar la situación de Paranoidd: de dónde son los lectores mayoritariamente, de qué forma llegar a ellos, cómo controlar el precio… 

L: Con Autopublicarte estoy contenta en general, tiene las ventajas y desventajas de ser una empresa pequeña. Puedo hablar con la dueña, hay cercanía y flexibilidad absoluta. Además, ella tiene mucha capacidad para adaptarse a la situación y respeta las partes que quieras hacer por tu cuenta; los precios no son nada elevados. Por otro lado, como su sede está en Argentina, sufren los continuos cambios políticos y las empresas grandes con las que trabaja para distribuir tienen poca consideración con las pequeñas. La atención al cliente y proveedor es bastante lamentable.

A: Amazon me ha facilitado la venta del libro, la modificación del manuscrito, el uso de muestras hasta lograr lo que deseaba. Su interfaz es muy sencilla y cualquiera de mis lectores puede obtener una copia sin dificultad adicional a las que podría encontrar en editoriales con sitios fijos de distribución. Pero la gran desventaja es el detalle del pago. Debido a que estoy en Chile, el dinero es enviado por cheque desde Estados Unidos y es un rollazo. Otra cosa es la diminuta posibilidad de obtener una copia de autor a tiempo si vives en el sur de Latinoamérica o en sitios donde no llega Amazon con normalidad.

L: Hay países a los que sigue sin poder llegar y a los que llega solo tiene ciertas tiendas físicas que no cubren a la mayoría de usuarios. La gracia está en que a Amazon le pasa lo mismo. Los portes suben con mucha facilidad porque los países de Latinoamérica son muy grandes y es complicado llegar a las librerías de todos los rincones. Por ejemplo, en México es muy fácil llegar a DF pero a Sonora no. Si no hay librerías cercanas tienen que pedirlo a domicilio y los costes se vuelven imposibles de asumir. Pese a mis esfuerzos, sigue sin estar al alcance de todo el mundo.

La edición de Autopublicarte tiene mucha más calidad de la que me esperaba. Además, el tamaño del libro, su grosos, el grosor y color del papel me han parecido más que buenas elecciones. Es uno de los libros que físicamente más me gusta de mi librería. Más que algunos de editoriales independientes.

La lectura continúa siendo un privilegio en un montón de lugares, de eso no cabe duda y ni siquiera un gigante como Amazon las tiene todas consigo para poder hacer llegar sus productos, así que no diría que tener un nicho amplio que compita contra las distribuidoras ya establecidas sea el criterio principal, sino uno relevante, bajo de mi punto de vista, en especial y que Lucía ha confirmado cuando ha explicado que sus objetivos no eran los de ganar dinero y la propia Ana puede exponer:

A: La autopublicación es, al final, sacar tu trabajo personal sin ajustarte a la visión o a la manera de hacer las cosas de una editorial. Poner tu propia visión de vida sin filtros, por decirlo de alguna manera.

Cova: Al final, un factor que hace que las editoriales quieran publicarte es que tu perspectiva sea cercana a la suya y se refleje en el libro. Por un lado, está bien, a todo el mundo le gusta que su libro esté en un sitio afín, pero por otro se complica cuando no se sabe diferenciar la ficción de la realidad y lamentablemente, creo que sucede en muchas casas editoriales del circuito independiente.

A: He tenido problemas con editoriales porque creen que no soy lo suficiente sensible al mostrar ciertos tópicos, porque creo que temas como el suicidio o la violación deben dejar de ser temás tabú, así como la eutanasia y el poliamorismo. Son cuestiones que están allí, en el aire, y hay que manejarlas de manera, si bien no siempre explícita, lo más claro posible para llegar a un mensaje particular.

C: La fina línea entre el respeto y cierta censura.

A: Otra cosa de las editoriales es que sobreexaminan cada pequeño detalle, pero muchas no parecen leer entre líneas los mensajes y las ideas detrás de las palabras o diálogos. Por ejemplo, del primer relato de Flores a mi asesino me han dicho que romantiza el suicidio, lo cual es una afirmación absurda cuando lees unos párrafos más abajo y te enteras de que el protagonista no se suicida porque caer tan bajo le hace reflexionar que su vida no es su pareja, sino él. Él es su amor verdadero, nadie más. Y al final, ni muere por su mano sino porque su objetivo en la Tierra se cumplió y debe volver a ser un ángel. Es un relato corto, su objetivo es solo dejar esa reflexión tan explícita y, aun así, fue malinterpretado por un grupo de personas que se dedican a sacar libros para el público juvenil. No quiero ni saber lo que me harían de leer mis otros dos libros largos. En ambos se toca el tema de la eutanasia, en uno se desarrolla la escena donde ayudan a morir a alguien porque no puede soportar el dolor de estar vivo. Seguro aparte de romantizar el suicidio dirán que soy una asesina de personas, o algo así loco.

La edición de Flores a mi asesino es impecable en cuanto a maquetación, cubierta y corrección. Sin embargo, la calidad del libro físicamente es algo que no corre a cuenta del autor sino de la empresa y es muy frágil. Hay que cuidarla.

Si echamos la vista hacia atrás, en un caso la autopublicación ha ayudado a llegar de forma más fácil con un mensaje no del todo aceptado por una industria en su mayoría, opino, conservadora en ciertos aspectos sin tener que debatir, porque no siempre nos gusta debatir y en otro desmarcarse de la imperante carrera económica a la que se someten los libros y las novedades literarias. Paranoidd es justo lo contrario a las novedades literarias, es un recuerdo, un agradecimiento. No tendría sentido que la pusieran a competir en ventas.

¿Diría que ha funcionado entonces la autopublicación?

En ambos, sí. En ambos han logrado el objetivo que buscaban sin tener que colgarse de una viga por la desesperación durante el proceso. Hay caminos que no necesitan tantas alforjas como se suele decir y ante la pregunta, ¿quiénes están comprando vuestros libros? la respuesta:

A: Gente de entre 16 a 25 años, jóvenes adultos y adolescentes en sus últimos años de niñez. La mayoría vienen de ambientes conflictivos o poseen algo (inmigrantes, queers, no blancos, solitarios, padres) que, asumo, encuentran en mis relatos identificación de sus propias experiencias y cierta sensación de pertenencia. Muchos vienen de Wattpad. También he tenido compradores de reseñas externas que me han hecho, pero sin dudas, la mayoría son de Wattpad.

L: No tengo el informe anual todavía pero yo diría que los que ya eran lectores de Paranoidd y sobre todo, nuevos lectores que se han animado por el boca-oreja de estos primeros.

Lo que nos deja en claro es que una de la infinidad de posibilidades que hay a la hora de vender lo que escribes es trabajar tu identidad de autora online y que mucho del peso recae sobre la autora; está en su mano si quiere diversificarlo o no. La autopublicación es, por tanto, otra opción igual de válida y prestigiosa como la publicación tradicional y si me lo permitís, a veces incluso más cuando los profesionales a los que los autores contratan son tan buenos como los que tienen las editoriales en plantilla. De hecho, me da la impresión de que la autopublicación bien hecha cuida los libros mucho más que un montón de editoriales por el simple hecho de carecer de un calendario editorial al que ajustarse y poder otorgarle un trato individual al producto a cambio de renunciar a la maquinaria publicitaria de escaparates y robusta imagen de marca.

No olvidemos que la imagen de las editoriales es en un gran porcentaje de los propios autores. Con eso, termino para dejaros una breve sinopsis de los libros y los enlaces necesarios para que conozcáis a estas dos autoras autopublicadas que han tenido la paciencia de responderme.

Interior
Contraportada

«Con una sonrisa de tus labios, mi alma podría salvarse. Sin embargo, el destino te dio el papel de ser mi verdugo.» Doce historias de amor trágico. Desde hijos abandonados a amantes asesinados, la cara trágica del amor mira a los ojos del lector en estos relatos.

Portada
Interior
Contraportada

Aless va al psiquiatra cada semana para intentar combatir sus conflictos mentales, enfrentando la desconfianza que le produce la medicación cada vez que llega a casa. Aless no estudia, no trabaja, no tiene familia ni amigos, ni perro que le ladre. Como su vida social es un completo problema, Aless no posee absolutamente ningún problema social, así que se dedica a escuchar las preocupaciones de los desconocidos que pasan por la calle. Como si no fuera ya suficiente mancha para su higiene mental, un día se da cuenta de que un tipo disfrazado con una máscara de lobo la está siguiendo. Nadie repara en él, nadie le habla. Tras el desconocido, una misteriosa organización bajo el nombre de OP y liderada por un dibujo animado sigue sus pasos de cerca. ¿Será todo producto de su mente? ¿O existe algo real detrás de aquella oveja rosa que se encuentra sonriendo por todas partes?

Un comentario en “Preguntas que debes hacerte si quieres autopublicar

  1. Odio los blogs, nunca me dejan dar 1 laik ;_;
    Buenísima entrada para orientar a la gente sobre la autopublicación. Al final como es tu producto y de nadie más, puedes ser completamente flexible en el empaque final.
    Se me olvidó mencionar que Paranoidd no tendría nada que hacer en una editorial, compitiendo en marketing y temática; menos mal que ya lo comentaste tú, que estás a todo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s