El amor y el miedo en “Madrugada”

La decadencia de una civilización, el sometimiento de otras especies por miedo a lo desconocido, un protagonista apático y el sexo se juntan en Madrugada de Patricia P. Mira de Echeverría, una historia que en apenas doscientas páginas te deja con la sensación de haber presenciado una aventura interminable y llena de emociones, una montaña rusa.

Desde la primera página te atrapa, te insinúa que estás a punto de leer algo imposible de imaginar hasta que la autora te lo cuente de una forma en la que apenas te percatas de que el protagonista se acuesta con cadáveres y lejos de repelerte te provoca más ganas de leer sin echar mano del morbo.

Alastair es uno de los pocos privilegiados que puede presenciar cómo funcionan los soles de su planeta, si es que donde viven se puede llamar planeta. Lo es porque también es su carcelero. Los humanos le han encargado la tarea de vigilar a unas criaturas alienígenas de poder excepcional que están conectados con esos soles y que deben, cada día, hacerse cargo de que salgan y se pongan con normalidad sin que haya ninguna desgracia.

madrugada_lanaveinvisible

El miedo a lo desconocido es uno de los rasgos más característicos de los seres humanos y esta historia queda más que en evidencia la bajeza con la que somos capaces de tratar a otras especies que en este caso pueden ser criaturas completamente fascinantes y desconocidas a las que encierran en una jaula de carne muerta pero que puede extrapolarse a todo. 

Sin excederse en la acción o crear algo frenético con lo que necesite extenderse, la autora incluye dosis de tensión, de ataque y respuesta, de sublevación ante las normas por compasión o por egoísmo o por ambas. Madrugada es capaz de ahondar en todos los personajes lo suficiente como para no notar que se ha abandonado alguno pero a la par establecer una pequeña jerarquía de relevancia con la que ficcionar una historia y conseguir el tono y la personalidad de Alastir, un tipo apático pero más que inteligente y valiente.

Además, Patricia nos regala una reflexión preciosa sobre el amor colectivo y sobre el amor no romántico entre dos seres sin recaer en lo cursi, desde una perspectiva honesta y casi casi imparcial que le aporta matices a una historia que quizás, escrita por otra persona podría haber sido cliché y en manos de esta autora se ha convertido en algo excepcional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s