Liga de la Justicia: no te pierdas en las tramas

Liga de la Justicia es una película que ha suscitado grandes polémicas. Lo primero que escuché, en la redacción, fue que era “malísima”, un bodrio. Estuve delante mientras la sección de cine grababa su videocrítica, donde no sabían decir nada bueno de la película a excepción de dos personajes: Flash y Wonder Woman, que los ensalzaban como lo más maravilloso (y único). La decisión parecía unánime.
Por otro lado, también me enteré de que algunos de los lectores contestaron que quien había escrito esa crítica no tenía ni idea sobre lo que estaba hablando (razón no les faltaba), a lo que terminaron por comentar en voz alta en tono jocoso que habían ofendido a los “fan boys” de DC Comics.

Por mi parte, las grandes producciones de superhéroes me dan una pereza tremenda, porque en realidad, todas las grandes producciones me dan pereza. Si he visto Los Vengadores es porque en el autobús no tenía otra cosa que ver. Iron Man, Thor, Hulk, Doctor Extraño…Solo de pensarlo me produce revoltura de estómago. Pereza máxima. Lo que no quiere decir que no haya estado al tanto de los sucesos, que conste en acta.
Marvel no me atrae lo más mínimo. Quizás un par de ellas me hayan gustado por la habilidad del equipo a la hora de hacer cine pero ni tenía en mente verme Liga de la Justicia. Sin embargo, tanta polémica que se ha convertido ya casi en promoción, sumado a que teníamos entradas gratis, hizo que me picara la curiosidad.

LIGA DE LA JUSTICIA NO ES MALA.

Si se han gastado los 130 millones de dólares que dicen que se han gastado, lo han invertido bien. Esa película lo vale. Quien diga lo contrario o no sabe de cine o no sabe de DC Comics o ambas.

liga

¿Lo peor de Liga de Justicia?

Que yo diga que no es mala no significa en todo caso que sea una obra de arte, por supuesto. Es lo que es: una película comercial destinada a contentar al público generalista. Teniendo en cuenta esto, sí hay algunas cosas que me desagradaron pero ni de lejos lo suficiente como para categorizarla de “bodrio”.

El personaje de The Flash, personalmente, me ha parecido insoportable. Para haberlo hecho tal y como han decidido, era mejor que ni apareciera, porque quita toda la seriedad que debe tener la película.
El mundo de DC es un mundo oscuro. Los chistes malos sin gracia sobran por todos lados. No proceden. Y procede menos que aparezca un videoclip de la girlband coreana Blackpink sin previo aviso durante una conversación con Bruce Wayne. En primer lugar porque no pinta nada. En segundo porque me parece un insulto hacia los seguidores de la música pop coreana: “mira, es un tío friki que se aísla y escucha música de frikis porque en occidente nos creemos el ombligo del mundo y todo lo que no conocemos, lo rechazamos”.

Tampoco me ha gustado que remarcaran tantas veces que Wonder Woman es feminista. Sobre todo porque Gal Gadot es sionista y antes que feminista hay que ser persona humana. Detesto a esta Wonder Woman con cada célula de mi cuerpo. En Batman V. Superman pintaba poco, aquí sí es algo más justificable pero de todas formas me ha parecido muy rastrero haber utilizado la causa feminista para además, comerle metraje al conflicto de Batman y Superman, mucho más interesante, cuanto menos, porque YA SABEMOS QUE WONDER WOMAN ES FEMINISTA. No necesitamos que cada cinco minutos se remarque.

Para terminar, en líneas generales me ha resultado demasiado infantil. Acostumbrados a ver Deadpool o Logan, que se atreven con contenidos de +18, ver una historia de DC sin sangre es lo más insípido del mundo. Puedo creerme que la de Flash o la de Superman se llegue a hacer sin gran violencia, pero no, amigos. Si Batman entra en juego, hay sangre, hay locura, hay tormentos, hay oscuridad y hay algo que no pueden ver los niños.
Incompatible con su objetivo económico, está claro. No me ofendería tanto si no fuera porque para enseñar a Margot Robbie en sujetador en El escuadrón suicida no tuvieron tantos reparos.

F:PHOTOMediaFactory ActionsRequests DropBox47999#warner brosJL-06722rv3.jpeg

¿Lo mejor de Liga de la Justicia?

Sin dudar un solo segundo: los detalles. Quien siga insistiendo en que no han hecho bien su trabajo es porque son ellos los que no saben nada de DC Comics. Podría dar una retahíla de motivos con los que argumentar esto, pero prefiero solo decir una cosa: han dejado muy claro lo diligentes que han sido con su trabajo cuando explican los orígenes de Green Lantern, quien es un miembro muy activo y principal de la Liga y no aparece en estas películas, posiblemente porque no poseyeran sus derechos.

Ni siquiera hacen hincapié en ello, tan solo lo dejan ahí, de forma natural. Saben lo que sucedió y lo reproducen en las películas ¿Qué más necesitan para ver que se han documentado? Casualmente, siempre que me encuentro con una mala crítica, me encuentro también con una persona que no tiene ni idea de la historia.

Otra de las cosas más positivas, aunque bien es cierto que debían haberla desarrollado más a mi parecer, es el conflicto de Batman. Bruce Wayne ya está mayor. Él no tiene poderes. No es el hombre de acero, ni una amazona implacable o un titán dueño de los mares, ni un ciborg. Es de carne y hueso y siendo un simple mortal humano, debe llevarse al límite, física, mental y emocionalmente. Tiene heridas y mientras los demás no se inmutan ante los golpes, él debe resistir de pie, sin haber curado los cardenales anteriores.

Tímidamente, todo hay que decirlo, han dejado ver ese conflicto de lo más complejo y es una de las cosas que más me ha sorprendido. Me lo podía esperar de una película de Christopher Nolan, no de una producción hollywoodiense y sin embargo, ahí está. El problema es que un espectador normal no sabe leer entre líneas o ir más allá.
Cree que el hecho de que Batman decida en la batalla final ir por su lado solo es un mero hecho fortuito, cuando en realidad es todo un gesto tan profundo que emociona. Por supuesto, fui la única que se emocionó en toda la sala de cine, igual que fui la única que se rio con la referencia a El Padrino en Deadpool.
No. Batman no se va solo porque sí. Se va solo porque en su arco argumental ha aceptado que es inferior a los demás. Ha aceptado que a pesar de que no tiene superpoderes, puede hacer algo para proteger a la gente, facilitándole el camino a los que sí pueden. Es un acto de humildad, de nobleza. Es un acto que le resume como lo que es: el caballero de la noche, el vigilante en las sombras. No quiere el reconocimiento de Superman, no quiere ser el bueno, no quiere gloria, no quiere nada. Solo quiere salvar el mundo que protege.

Otra de las cosas más bonitas de la película es sin duda la continuación del conflicto Batman/Superman. Hace tiempo, debatí con un amigo sobre la precuela y él en un intento de hacer que aceptara que Batman V. Superman era mala me preguntó algo que según él, nunca nadie le supo responder: “¿Por qué empiezan a pelear Batman y Superman?”.

liga4

Todos los que dicen que tanto Batman V. Superman como Liga de la Justicia son malas no saben responder a esa pregunta. Batman y Superman representan filosofías distintas. Batman ha visto que idolatran a Superman como a un dios, dejando que las personas dejen de creer en sus capacidades como mortales y abandonándose a solo a alabar a la raza superior de Superman. Batman detectó esa postura nociva que a la larga convertiría en un deshecho a los seres humanos y decidió ponerle punto y final al asunto. Batman quería que las personas creyeran en sí mismas. Que no esperaran a que Superman les salvara, que se salven ellos con sus propios recursos.
Superman no lo entiende porque es un personaje plano que solo sabe distinguir entre el bien y el mal. Batman es capaz de detectar un enorme abanico de grises y al ver que el primero es incapaz de ampliar su perspectiva, cree que la única posibilidad de salvar a la gente de ellos mismos es terminando con el origen del problema.

En Liga de la Justicia continúan con ese conflicto. Batman se da cuenta de que si Wonder Woman y Aquaman representan a sus civilizaciones, él no se siente identificado ni lo más mínimo con los humanos, aunque dé su vida por ellos. Es Superman quien lleva ese puesto, a pesar de que ni siquiera es humano. Superman es más humano que Batman y este último solo tiene lo malo de serlo: la debilidad física respecto a los otros. Esto es algo que se remarca explícitamente en el momento en el que resucitan a Superman con la caja que le pertenecía a los humanos ¿Aún hay alguien diciendo que es una película mala?

liga5

Valoración conjunta

Quien diga que es mala no tiene ni idea del mundo de DC cómics, no sabe quiénes son Batman y Superman, han acudido ahí a ver una película más de cartelera cuando está claro que es una película hecha para fans de DC o al menos, gente que vaya con lo básico en mente. No es que los admiradores de DC estén ciegos. Es más bien al contrario: los admiradores de DC ven mucho más que el público generalista.

Tampoco se le puede exigir a una película cuyo objetivo es hacer taquilla lo mismo que a una película de Christopher Nolan, porque son dos ligas distintas. El Batman de Ben Affleck jamás será el Batman de Christian Bale y eso es algo que todos tenemos que superar. Es un Batman comercial y para ser así, Affleck lo defiende a la perfección para el poco margen que le dan y lo mucho que le constriñen con la calificación de “todos los públicos”.

Suelen decir que Wonder Woman es lo mejor de toda la película cuando es justo al contrario. Han orquestado toda una película para que la mujer se luzca y aún con esas, no llega. Aun siendo una película llevada a la fuerza para que Gal Gadot haga un Wonder Woman, es, para mí, Batman quien se lleva el mérito de haber conseguido nadar en medio de un naufragio. Actor y personaje han estado durante todo el tiempo en desigualdad de condiciones y en todo momento han hecho lo que han podido.

Liga de la Justicia es una película correcta, buena. No es un peliculón pero tampoco es todo lo malo que quieren hacer ver ni de lejos. Quien solo valore la trama del: “hay que juntarse para matar al malo” encontrará deficiente la película, está claro. La verdadera cuestión aquí es no distraerse con la trama para los niños y centrarse en la trama escondida para los adultos, de lo más actual en los tiempos que corren.

¿Por qué creer en dios disponiendo de todo nuestro ingenio y voluntad? ¿Por qué dejar que Superman nos salve pudiendo salvarnos nosotros mismos? ¿Por qué idolatrar a Superman teniendo a Batman a nuestro lado? Porque tenemos miedo de lo que es distinto a nosotros y como no conocemos las historias de DC Comics, la rechazamos.

 

Un comentario en “Liga de la Justicia: no te pierdas en las tramas

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s