“La Niebla” ¿ficción o telenovela?

Hoy os traigo una reseña de cómo no, otra serie más de Netflix que en su momento me llamó la atención. Parece que el bueno de Stephen King se está poniendo de moda. Ya son muchas las adaptaciones que tienen sus novelas, aunque bien es cierto que parece que el señor escribe para eso. No en vano, sus consejos de escritura han sido una lectura obligada durante mi carrera para la asignatura de Guion audiovisual.

Esta vez, no es una película lo que han usado para adaptar sus historias. Es una serie: La Niebla. Una serie con muchas licencias a la hora de adaptarla. No sé qué ha dicho Stephen, la verdad, pero teniendo en cuenta que amenazó a Stanley Kubrick con echarle del rodaje si se atrevía a cambiar el final de El Resplandor, seguro que se está limpiando las lágrimas de dolor con los billetes que le han soltado los señores de Netflix.

Empecé La Niebla por curiosidad, como la mayoría de las veces que veo algo adaptado de Stephen King y aunque al final, la terminé más o menos rápido, lo hice más por las ganas de criticarla aquí que porque me estuviera enganchado. De nuevo, entra en acción el gemelo malvado de Netflix, al que un amigo y yo hemos bautizado como Netflox.

nieb

¿Lo peor de La Niebla?

 Hay tantas cosas que decir que no sé por dónde empezar. Como el orden de factores no altera el producto, he de aclarar que el orden es irrelevante. Todo lo que escriba aquí es igual de vergonzoso, empezando por dos de las protagonistas de la serie: Eve y Alex.

Para quien se haya leído el libro o haya visto la película que todo hay que decir, el propio escritor felicitó a los creadores, ya se puede olvidar de cuanto haya visto. Como en Netflox son muy modernos, han decidido darle un papel mucho más relevante a las mujeres y el niño pequeño se ha convertido en una niña estúpida sin sangre de diecisiete años, acompañada de su madre, que debería estar encerrada en un psiquiátrico y no el centro comercial.

No podría describir absolutamente todos los momentos en los que me daban ganas de cerrar el portátil y mandar la serie a la mierda por culpa de estos dos personajes. Los guionistas se han lucido, desde luego y en sí, me gustaría saber cómo ha conseguido el papel la actriz que hace de Alex, porque lo que es talento, la verdad es que no tiene mucho que derrochar.
Son tantas cosas las que podría recalcar que prefiero no decir nada más, porque tampoco quiero hacer muchos spoilers. Es bastante predecible, si digo algo ya la reviento al completo. De hecho, siguiendo con esto, lo que se supone que es la “gran bomba”, si tienes unas pocas luces se puede descubrir exactamente en el capítulo 2. De nuevo, los guionistas no se han currado mucho los puntos de giro, porque por muy “fuertes” que sean, se ven a kilómetros.

A parte de su pésima calidad en cuanto a las sorpresas, que desde luego, ni misterio, ni miedo, ni suspense, a veces me daba la impresión de que estaba viendo una telenovela en vez de una ficción americana. Es más. Hay telenovelas más creíbles que La Niebla.
El melodrama guapo es esta serie. Melodrama que ya llega un punto en el que dices: “venga ya, no me jodas ¿te estás riendo de mí?” Aristóteles también llora con esto. No voy a decir exactamente el qué porque sería de nuevo, estropear lo poco que tiene la serie. Sin embargo, no solo las revelaciones en sí son bastante cutres, sino que el ambiente y la forma de presentarlas dan vergüenza ajena. La escena de la lisiada es más real que las de La Niebla.

Como pasó con 13 Reasons Why y Cuaderno de muerte, una de las cosas que más enferma me ha puesto es la manera que tienen de intentar ganarse al target con referencias de la cultura pop actual de lo más desacertadas y sobre todo, con personajes “alternativos”.
—Podemos escuchar una canción de mierda para no estropear una canción buena, por ejemplo, podemos escuchar a Katy Perry.
—A mí me gusta Katy Perry, eres tú el que la odia.
¿Se supone que esto nos tiene que caer simpático? No es que sea yo muy fan de Katy Perry pero no me va a ganar un diálogo así. Es una forma muy gratuita de intentar llevarse críticas buenas por la cara y a mí es que ese descaro me hastía, porque denota falta de capacidad.

Parece poco y la verdad es que no me he extendido tanto como creía pero es que es una serie tan sumamente insulsa que no se necesita nada más para resumir todo lo malo que tiene, porque tampoco es que tenga nada más.

¿Lo mejor de La Niebla?

 Hay, supongo que algo hay, aunque me cuesta pensar. Hay dos personajes que sí están bien hechos y que sí son buenos actores. Cómo no, los que ya tienen su carrera hecha. El protagonista es bueno, es carismático y es un alivio que sea él, porque si no fuera por él, la serie habría resultado un fracaso.
Por otro lado, la señora Raven es más que entrañable y la actriz también es maravillosa, al igual que ¿Victor, Vincent? No me acuerdo de su nombre, pero el chico propietario de la tienda de videojuegos en el centro comercial y el soldado. Solo les salvaba a ellos.

Si obviamos que se trata de una adaptación y pensamos que es una idea original, el concepto, en sí, no está mal. De hecho, creo que ese ha sido el motivo por el que lo he seguido viendo. Es bastante atractivo pensar que la niebla solo ataca a los que suponen un peligro, no son honrados o han hecho algo malo a lo largo de su vida, porque te entra curiosidad por saber quiénes son inmunes y quiénes no. Sin embargo, al ser un concepto tan complejo, a veces se les va de las manos y hay incongruencias que te marean y confunden. Es más. La serie está plagada de incongruencias, como si los guionistas no conocieran su propia historia, que será lo más probable.

Por último, la escena del tatuaje de la polilla es bastante bonita desde el punto de vista artístico y técnico. Nada más que decir.

Valoración conjunta

 Es una serie americana para americanos, mediocre, fácil, aburrida. No tiene nada y ¿lo peor? Que por lo que pasa en los últimos minutos del capítulo final, tienen pensado que sea una serie para largo. Estoy segura de que quieren crear su propio The Walking Dead, porque es exactamente lo que han dado a entender: un brote de algo que no entienden, supervivencia y telenovelas en vez de relaciones.

Mi única conclusión es que podrían haberse ahorrado el presupuesto de esta serie e invertirlo en otras cosas, como por ejemplo, no sé, CONTINUAR CON SENSE8.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s