El fraude de “The end of the f***ing world” — La Graduada

Un guion ameno, con un ritmo muy acertado, capítulos de veinte minutos que hacen la historia bastante ligera, una estética cuidada y una premisa atractiva. Son muchas las cosas que se le atribuyen a la serie británica de Channel 4 que ha ofrecido Netflix en su catálogo, The end of the f***ing world, y desde […]

a través de El fraude de “The end of the f***ing world” — La Graduada

Anuncios

Eres lo que eres

Dejó el cigarro en el cenicero, para levantarse y sortearla, para salir de la cama. Le había venido a la mente, como un rayo, la imagen de la despensa que utilizaba de cuarto de revelado. Seguían allí y quizás fuera hora de echarles un vistazo.
—Aunque no pueda enseñarte lo que estoy escribiendo, sí puedo enseñarte otra cosa.
Ella no dijo nada, solo le miró con un gesto de confusión. No se imaginaba lo que él tenía en mente.
—No te muevas de aquí.
Bajó las escaleras que conducían al resto de la casa. Se quedó esperando, tal y como le habían indicado. Pasaron unos minutos hasta que volvió a aparecer, con unas fotografías en la mano. Eran de revelado casero. Aún no sabía mucho sobre el tema, pero sí lo suficiente como para darse cuenta.
Leer más »

Los ismos del posmodernismo: veganismo

Hoy, tenía pensado hablar de un tema súper concreto, después de observar con el paso de los meses que la conducta social se repite en mi entorno una y otra vez. Después, he pensado que tal vez, hablar de lo mucho que me revientan ciertas creencias de las personas estándares veganas, así, en frío, era excesivo y podía dar lugar a malinterpretaciones y equívocos; por eso, he creído oportuno que antes de criticar otro de los grandes problemas de la posmodernidad, debería explicar conceptos básicos que parece que todo el mundo sabe pero en realidad no, sobre el veganismo y razonar el motivo por el que más tarde o más temprano, en algún punto de la Historia, terminaremos todos siendo veganos.

Antes de que nadie me lapide por lo que escribiré posiblemente la semana que viene, quiero dejar por aquí una declaración: sí, estoy en contra de la explotación animal y todo lo relacionado con ella como pruebas en laboratorios o de productos, uno de los ejemplos más populares. También estoy en contra de usar tejidos animales en la ropa como lana, plumas y por supuesto, piel y pelo. Jamás en mi vida he comprado nada similar y miro las etiquetas siempre que sospecho que puede tratarse de un producto de origen animal; no, no soy vegetariana. Como carne, huevos y lácteos, lo que hace imposible, por tanto, que sea vegana.

Leer más »

“Gomorra”, la historia de miles de almas

La Graduada

Si Diario de un skin causó en España tal repercusión que el periodista Antonio Salas, quien escribió el libro en el que se basó la tv movie, tuvo que cambiarse de identidad, después de infiltrarse en un grupo de neonazis madrileño, autores del asesinato de su compañero y cuñado por el mero hecho de ser sudamericano, puede decirse que Gomorra dobla la intensidad de lo que España se ve incapaz de aceptar por no enfrentarse a la realidad. Roberto Saviano, por su parte, debe estar acompañado de escolta policial las 24 horas del día. Huyó de Italia, su mujer le dejó, su familia le dio la espalda y su propio país reniega de él, creyendo que deja en muy mal lugar no solo a Nápoles, sino a toda la península. Pero el espíritu de un periodista de verdad es inquieto y ni esas consecuencias pueden igualarse a las causas.

Ver la entrada original 1.693 palabras más

Acendrado: puro, sin manchas ni defectos

La claraboya del tejado dejaba pasar los débiles rayos de luz del mundo exterior al rellano de la escalera del último piso de un edificio aleatorio, en una ciudad cualquiera, de algún lugar en el mundo. Incidían hasta posarse sobre las hojas de las plantas que adornaban las puertas en macetas de diferentes tamaños y colores. Una de ellas estaba abierta. El silencio lo inundaba todo.
Parecía que en cualquier momento iba a salir alguien, pero nada se movía. Entonces, se ahogó el silencio. Por el pequeño hueco de la puerta abierta salía una melodía tranquila, el comienzo de una canción que podía amansar a las fieras. Se escuchaba de forma muy débil, las plantas se mecían ante las suaves vibraciones que provocaba. La puerta se cerró de golpe, pero no salió nadie de allí.
“Es una cara bonita. El tipo de cara que encuentras en alguien que podrías salvar si no me alejaran de ella. Eso sería un milagro”.
—No me dejes solo…
La canción sonaba por toda la casa. Estaba a la mitad de las escaleras que llevaban a la buhardilla. Había conseguido retenerla lo suficiente como para volver a mirarla a los ojos.
—No me dejes solo…

Leer más »

“La zona”: para los que buscan tramas serias y maduras

La Graduada

En España estamos muy desacostumbrados a la ficción sin amoríos innecesarios y morbosos. Demasiado “Física o química” y la generación marcada por “Los Serrano” no sabe apreciar cuando aparece una serie de calidad insuperable, del calibre de “La zona” que ha quedado calificada como “aburrida” y “sin trama”, cuando en realidad se trata de una serie adulta, con temas reales y maduros.

Ver la entrada original 477 palabras más